Líneas y sistemas de rescate

Sin lugar para los riesgos: los sistemas de rescate salvan vidas. Para que una rabiza o línea de rescate en bolsa se pueda lanzar rápidamente a una persona en el agua esta debe estar en un lugar accesible. Atadas firmemente a un aro salvavidas u otro dispositivo de flotación para una maniobra de hombre al agua (MOB), las líneas de rescate también deben poder desenrollarse fácilmente sin la intervención de un miembro de la tripulación debido a que las tripulaciones especialmente pequeñas se enfocan en preparar el rescate. Para todas estas emergencias, ofrecemos líneas y sistemas de rescate flotantes robustas, con buen agarre y muy visibles, con soportes apropiados o en una bolsa de lanzamiento.

¿Qué es una línea de rescate o rabiza náutica?

En una situación de hombre al agua en mares agitados es importante reaccionar rápidamente. En primer lugar, la rabiza marinera debe estar al alcance del timonel en cubierta para garantizar que no se pierda el contacto con el yate a motor o el velero. Generalmente se utilizan líneas de rescate hechas de polipropileno debido a que el equipo de rescate para la navegación debe ser flotante y tener un buen agarre. Los colores de señalización facilitan que la persona en el agua pueda alcanzarlas y también evita arrollar accidentalmente la rabiza náutica durante el rescate real.

¿Cómo se utilizan los sistemas de rescate en barcos?

Un sistema de rescate o una rabiza es el seguro de vida de la persona que se encuentra en el agua.

Debe tener al menos 30 m de largo y estar en perfectas condiciones. Incluso si nunca se ha utilizado, se debe comprar una nueva línea de rescate después de cinco a diez años como máximo ya que al almacenarse en cubierta, está expuesta constantemente a los efectos del clima. Las líneas suelen colocarse en un carrete montado en la barandilla de popa, de esta forma puede desenrollarse hacia popa mientras el barco se detiene.

En su extremo suelto suele haber un cinturón salvavidas, un aro salvavidas u otro dispositivo de rescate. En caso de emergencia, este dispositivo se lanza cerca de la víctima. Si esta persona no alcanza el sistema de rescate por sí misma, se intenta rodearla en el agua formando un gran arco. La rabiza flotante continúa desenrollándose hasta el final y luego se tira hacia la persona. Por lo tanto, la línea de rescate debe estar firmemente sujeta al barco.

Otra versión común es la línea de rescate en bolsa de lanzamiento. En este caso, el extremo suelto se sujeta a la embarcación y se lanza junto con el contenedor a la persona en el agua. La rabiza náutica no se extrae previamente, sino que se libera de la bolsa en el aire. El peso neto es el que da el alcance al lanzarla. Sin embargo, las líneas de rescate en bolsas de lanzamiento son más adecuadas para distancias cortas en mares en calma y cuando el barco está detenido. La persona que está en el agua también debe sujetar activamente la línea a su propio chaleco salvavidas o a sí misma.

Evaluaciones y comentarios de nuestros clientes

Todas las reseñas (124.459)
Icono del perfil de usuario

Martín M. el 11.08.2022

Genial la evaluación en general. Todo correcto y destacar la disponibilidad del repartidor y la amabilidad brindada.

Icono del perfil de usuario

Fernando R. el 11.08.2022

Compra realizada en un viernes por la tarde, envío procedente de Alemania y entrega rápida por DHL el miércoles siguiente, con todo lo relacionado en factura.

Icono del perfil de usuario

Rafael M. el 10.08.2022

Artículo tal y como lo esperaba. En presa de transporte eficaz .